Barcelona: La ciudad mediterránea que enamora a cada paso

por | Oct 15, 2019 | Mis Invitados | 2 Comentarios

Hola! Mi nombre es Coni, tengo 24 años y soy productora audiovisual. Me encanta viajar, lo hago cada vez que puedo! En mi cuenta de instagram, @productoraviajera comparto tipos y fotos de los viajes que tuve la posibilidad de hacer, además de consejos y tips sobre mi experiencia en cada lugar.

BARCELONA: La ciudad mediterránea que enamora a cada paso

Es uno de los destinos preferidos de los argentinos en Europa. Playa y montaña en una sola ciudad es una de las características que podríamos destacar de Barcelona. Además, su gente y cultura, tan cercana a nosotros, nos atraen e invitan a recorrerla y sorprendernos con la variedad de propuestas que tiene para ofrecernos.

Barcelona tiene tanto, que 1 semana sería el mínimo para quedarse. A veces podemos reprogramar el itinerario y quedarnos más, o estamos en un viaje donde queremos recorrer muchos destinos y podemos dedicar pocos días. En mi último viaje a Europa, dediqué cuatro días para caminar las calles de la capital catalana, con la promesa de volver para conocerla en más profundidad!

 

CÓMO LLEGAR:

La accesibilidad es uno de los puntos claves para este destino. Tanto en avión desde cualquier lugar del mundo, como en tren desde ciudades europeas o en trenes nacionales de España, las opciones para arribar a la ciudad son amplias:

En tren: muchos trenes regionales, nacionales e internacionales llegan a la Estaciò Sants. Allí conviven líneas de metro para llegar hasta donde esté el alojamiento. O incluso podemos tomar alguna de estas (L5 y L3) para luego realizar combinación con otras líneas.

En avión: desde al aeropuerto El Prat, está la linea de metro L9, que nos conecta con otras líneas de manera muy bien señalizada y nos lleva hasta los principales puntos de la ciudad. También se puede pagar el boleto de Aerobus, y llegar sin paradas intermedias hasta Plaza Catalunya, en pleno centro. Cuesta €5,90 y el trayecto tarda 35 minutos.

 

DÓNDE ALOJARSE:

En mi experiencia buscando alojamiento, los departamentos son la opción más conveniente. Además de las comodidades que ofrece tener cocina propia, suelen tener mejor precio que los hoteles.

Aunque estar en el centro de Barcelona es ideal por la accesibilidad a los principales puntos, una buena opción puede ser estar cerca de una, y trasladarse a los museos, visitas guiadas, parques y demás en transporte público o caminando. Realmente hay tanto para ver, que 15km por día parecen pocos…

Yo me alojé en el barrio Sagrada Familia, a pocas cuadras de la icónica Basílica de Gaudí. Realmente recomiendo esta zona, además de tener todo (supermercado, mercado local, parques, restaurantes y transporte público), es bastante más tranquilo que en otros barrios de Barcelona.

TRANSPORTE:

Hay muchos puntos por descubrir, muchos kilómetros por caminar y varias cuestiones a tener en cuenta al momento de elegir cuál es la mejor opción para trasladarnos.

Las tarjetas y abonos se pueden comprar en máquinas que hay en las estaciones de Metro, en las taquillas, en autobuses o en puntos de información TMB. Hay posibilidades de pagar con tarjeta o en efectivo.

Yo utilicé pase de transporte ilimitado para conocer lo más posible, pero hay varias alternativas:

T10: es la opción más popular para moverse por la ciudad. Incluye 10 viajes en buses, metro y trenes de cercanía (Cercanías Renfe). El costo de la tarjeta depende de las zonas que vayamos a utilizar, pero como referencia, la mayoría de las atracciones turísticas están dentro de la zona 1 y cuesta €10,20. Se pueden usar entre varias personas. Para ir y volver del aeropuerto, se debe comprar un boleto aparte, con valor diferencial, por un impuesto aeroportuario.

HOLA BCN!: la gran ventaja de esta tarjeta es que incluye transporte ilimitado en una cierta cantidad de días (2, 3, 4 o 5). Son intransferibles. Van desde los €15 por persona.

– ABONOS DIARIOS: permiten el uso ilimitado de todos los medios de transporte. La validez comienza cuando se utiliza la tarjeta por primera vez y finaliza la noche del último día. Cuesta €8,60 para la zona 1.

AUTOBÚS TURÍSTICO: ofrece la posibilidad de recorrer la ciudad realizando paradas en todos los puntos de interés turístico. Realiza 3 rutas diferentes que se pueden seguir utilizando el mismo billete. Incluye audioguía en varios idiomas y es posible subir y bajar cuantas veces se quiera.

 

PASES DE ATRACCIONES:

Muchas veces vemos estos pases turísticos y dudamos si convienen o no. La clave para no perder dinero, es ver qué atracciones de la lista que incluyen nos interesan. Buscar individualmente el precio de cada entrada, sumar y ver si es posible hacer todo eso en los días que disponemos.

En algunos casos, como la Barcelona Card, será conveniente ya que, además, incluye la tarjeta de transporte ilimitado HOLA BCN. Otra tarjeta de atracciones muy conocida es Barcelona Pass, que también incluye transporte, pero da la opción de menos días que la anteriormente mencionada.

Si buscamos optimizar tiempo y dinero, los pases de atracciones pueden ser una buena alternativa para una primera visita a la ciudad, pero siempre pudiendo planear mínimamente qué puntos turísticos vamos a visitar, y si se vuelve conveniente.

 

DÓNDE COMER:

La gastronomía es un aspecto súper importante en la visita a un país o nuevo destino. Es por eso que siempre destino una parte del presupuesto a poder “degustar” algunas comidas locales.

La Boquería: el mercado gastronómico recomendado por todos los que pisaron Barcelona. No solo hay variedad de jamones, quesos y pescados, sino también bruschettas diversas, ensaladas de frutas para llevar e incluso un puesto con productos argentinos como yerba, alfajores, dulce de leche y demás.

El Nacional: ubicado sobre Passeig de Gracia, cuenta con cuatro espacios donde se puede disfrutar de recetas tradicionales de la Península en un ambiente diferente. Imperdibles los baños!

El Corte Inglés Plaza Catalunya: En el último piso de esta sucursal de la famosa cadena española, hay un restaurante con una vista impresionante. Uno se sirve lo que quiere consumir, abona en la caja y accede a un salón con mesas. De ser posible, hay que intentar ubicarnos en las que están cercanas a los ventanales! Ideal para el atardecer.

Cerveseria Catalana: Tapas catalanas y españolas en mesas grandes. Tiene una terraza muy recomendable!

Hotel Ayre Rossellón: una terraza con vista privilegiada de la Sagrada Familia. Los huéspedes del hotel tienen prioridad para el ascenso a la terraza, pero consultando en recepción y pagando una consumición en la barra de entrada se accede.

El Corte inglés – Plaza Catalunya

 

QUÉ HACER EN BARCELONA:

Ruta Gaudí: es uno de los imprescindibles de la ciudad. Conocer y caminar por las distintas construcciones del rey del modernismo catalán nos lleva por distintas zonas de Barcelona. Se puede hacer en un día, o en varios, dependiendo cómo queramos organizar el itinerario. No hace falta ver todas, con algunas alcanza para entender lo importante que fue Gaudí para la ciudad.

Parc Güell: ubicado en altura, tiene unas vistas hermosas de la ciudad. Podríamos dividirlo entre su sector gratuito, y otro donde están ubicadas las obras de Gaudí. La mayor parte de las superficies están decoradas con mosaicos realizados con trocitos de cerámica de colores. En el recinto del parque se encuentra la Casa Museo Gaudí, en la que residió, donde en la actualidad se expone una colección de obras del arquitecto.

Es recomendable comprar las entradas por internet, ya que en la taquilla suelen estar agotados los cupos de ingreso. La entrada general cuesta €10.

Web: https://parkguell.barcelona/es/compra-entradas

Basílica Sagrada Familia: es el monumento más conocido y característico de Barcelona. Como máximo exponente de la arquitectura modernista creada por Gaudí, miles de turistas acuden cada día a contemplar esta maravilla, que continúa en construcción. Dato: rodear 360° la Basílica. Todos sus frentes son dignos de ser admirados, en cada lado encontramos algo para quedarnos boquiabiertos! Para los católicos que quieran presenciar una misa en Sagrada Familia, averiguen los horarios. Hay en español y en catalán.

También es recomendable ir con la entrada ya comprada, ya que el ingreso no está incluido en los pases turísticos, y hay grandes filas para comprar en el momento. Hay varios precios, dependiendo de qué incluya. El ticket básico cuesta €17.

Web: https://sagradafamilia.org/tickets

Casa Batllò: es una pieza clave de la arquitectura modernista de Barcelona. Lo más destacado del edificio es la terraza con chimeneas. Ubicada sobre el famoso Passeig de Gràcia, es Patrimonio Mundial de la UNESCO. También se puede visitar de noche, con conciertos al aire libre. Si se quieren evitar largas filas en la boletería, es ideal obtener los tickets previamente por internet. La entrada básica cuesta €25.

Web: https://www.casabatllo.es/venta-entradas/

Casa Batllò

Casa Milà: otra de las reconocidas obras de Antonio Gaudí, popularmente nombrada La Pedrera debido a su rústico aspecto.  Desde la terraza también es posible contemplar el centro de Barcelona desde las alturas. Para llegar y entrar directamente, evitando la taquilla, se pueden comprar las entradas con anticipación por internet. La entrada general cuesta €22, comprando vía web en: https://www.lapedrera.com/es

Palau Güell: Declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, fue construido como residencia particular para la familia Güell y se conserva prácticamente tal y como Gaudí lo completó. Es un palacio extravagante. Entradas a la venta con descuento por internet, con un costo de €12 para la general.

Web: https://www.palauguell.cat/es/tarifas-del-palau-guell

Casa Vicens: Se trata de uno de los primeros edificios que dieron forma al modernismo catalán, incluyendo una cubierta que ejerce de mirador. Lo más característico de la vivienda son sus torres y chimeneas, que recuerdan a la arquitectura de la Alhambra. Las entradas generales cuestan €16 y se pueden comprar por internet.

Web: https://casavicens.org/es/comprar-entradas/

En base al presupuesto, cada uno elegirá qué prioriza para conocer! Aunque diría que por nada del mundo se pierdan la Sagrada Familia. Lo impresionante que es desde afuera, no se compara con el interior y sus vitreaux… si tuviera que elegir una sola atracción de la Ruta Gaudí, elijo la icónica Basílica de la ciudad.

Playas: Aunque no es considerada una ciudad playera, Barcelona tiene playas que desde la década de los 90s son visitadas por miles de turistas. Su costanera se extiende desde Llevant al norte, hasta Sant Sebastià al sur, donde se encuentra el famoso Hotel W. Las más populares son:

Barceloneta: se accede fácilmente en transporte público o caminando. Es una de las playas preferidas por los turistas y jóvenes locales que practican actividades deportivas.

Barceloneta

Sant Miquel: Es más pequeña que la anterior, pero igual de popular. Es de las primeras playas. Se caracteriza por visitantes nudistas. Está justo en el centro del litoral de Barcelona.

Sant Sebastià: Es una de las más grandes y antiguas. Como diferencial de las anteriores, es frecuentada por gente de mayor edad. La Torre que lleva el mismo nombre es una de las estaciones del teleférico de Barcelona, que conecta el puerto con la Montaña de Montjuïc.

Playa Levant: Se encuentra más alejada del centro de la ciudad, por lo que hay un ambiente más tranquilo y menos visitantes. Hay alquiler de sombrillas, quioscos y demás servicios.

Parques: Además del Parc Guell de Gaudí, hay varios o pequeños espacios verdes que merecen la pena visitar. Son gratuitos por ser públicos.

Parc de la Ciutadella: situado en pleno centro y a metros del Arc de Triumph, fue durante muchos años el único parque público de Barcelona. Nos aisla del tráfico y el ruido de la ciudad. Lo más llamativo es su impresionante cascada, compuesta por un enorme conjunto monumental, y el edificio del Castillo de los Tres Dragones.

Parc de Cervantes: También conocido como “La Rosaleda”, gracias a sus más de 10.000 rosales de más de 200 especies diferentes. Ubicado cerca de la zona universitaria, tiene un ambiente muy tranquilo que merece la pena visitar.

Plaza de Gaudí / Plaza de la Sagrada Familia: con vistas privilegiadas de la Basílica de la Sagrada Familia, son los puntos ideales para sacar fotos, de ambos lados de la construcción. Además, suele ser un clima bastante tranquilo y donde se puede parar a comer algo antes de seguir la caminata.

Parc Ciutadella

 

Otras atracciones:

– Plaza Catalunya: Es la plaza más famosa de Barcelona. Desde ahí, se puede caminar o acceder a varios de los principales puntos turísticos.

La rambla: es la avenida principal de la ciudad. Por allí se encuentran teatros, cafés, restaurantes y demás.

Bunkers del Carmel: con una vista privilegiada de Barcelona, es un spot “instagrameable” por excelencia. Recomendado para ver el atardecer.

Iglesia de Santa María del Mar: aunque no es la Catedral de Barcelona, está situada en pleno barrio gótico, y merece la pena entrar para admirar su belleza arquitectónica. Está catalogada como Bien de Interés Cultural.

El Born Centre de Cultura: ubicado en lo que fue un antiguo mercado, se conservan los restos arqueológicos del barrio de Vilanova de Mar, de 1700.

Camp Nou: el estadio del Barcelona cuenta con un tour por el interior. Aunque sin necesidad de hacer el recorrido, se puede acceder a la “ciudad del Barça” donde hay una mega tienda oficial, restaurantes y más.

Montjuic: es un barrio en la montaña de Barcelona. Tiene varias atracciones, aunque las más recomendadas son la Fuente Mágica de Montjuic (chequear horarios!), el Museo Nacional de Catalunya (con unas vistas espectaculares desde la terraza), la Fundación Joan Miró y el Estadio Olímpico con su museo. Imperdible viajar en el funicular desde el metro.

Palau de la Música Catalana: es considerado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Hay mucha historia sobre la música, el modernismo y Catalunya.

Parque de atracciones de Tibidabo: Además de las grandes vistas de la ciudad que se obtienen desde allí, hay atracciones para todas las edades. Una actividad distinta para hacer!

MACBA: Es el museo de arte contemporáneo de Barcelona. Siempre hay exposiciones permanentes y muestras temporales para disfrutar.

Museu Picasso: Quienes conozcan y disfruten de las obras de Picasso, conocerán más aún sobre el artista. Un recorrido profundo por su historia, pasiones y distintos momentos artísticos.

Museu de la Xocolata: Para los fanáticos del dulce, este museo es ideal. Al pagar la entrada, entregan una barrita de chocolate para ingresar. Todo el recorrido es entretenido, dividido en salas por categorías: historia del chocolate, esculturas en chocolate del mundo del cine, el futbol o grandes éxitos literarios.

Barcelona sin dudas tiene mucho por conocer, y probablemente, siempre nos vayamos con la promesa de volver y seguir conociéndola. Su gente, gastronomía y múltiples atractivos hacen que sea difícil encontrar un destino igual.

 

Invitada:

Coni

Coni

Instagram: @productoraviajera

Imprimir

Recibí las novedades GONTRAVELER en tu email

"Gracias Infinitas a @marielater por el Logo, ideas y el apoyo!"

Share This
SUSCRIBITE AL NEWSLETTER!
Recibí las novedades GONTRAVELER en tu email
Su información nunca será compartida con terceros.